OTIS | SHOWROOM EN MADRID
Política de Privacidad
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia mientras utiliza nuestro sitio web. Si está utilizando nuestros Servicios a través de un navegador, puede restringir, bloquear o eliminar las cookies a través de la configuración de su navegador web. También utilizamos contenido y scripts de terceros que pueden usar tecnologías de seguimiento. Puede proporcionar su consentimiento de forma selectiva a continuación para permitir incrustaciones de terceros. Para obtener información completa sobre las cookies que utilizamos, los datos que recopilamos y cómo los procesamos, consulte nuestra Política de Privacidad
Youtube
Consentimiento para mostrar contenido de - Youtube
Vimeo
Consentimiento para mostrar contenido de - Vimeo
Google Maps
Consentimiento para mostrar contenido de - Google

Se trata de un espacio representativo con carácter multifuncional, con circulaciones eficientes que posibilitan una fluida interacción entre las diferentes áreas. El espacio se articula entorno a un elemento central icónico que contiene imagen fija e imagen en movimiento a la vez; la fija hace referencia a la historia, y la que aparece en la pantalla integrada, a la tecnología actual. “Al acceder a la sala se pretendía centrar la atención del visitante en el referente histórico de la marca, y a su vez en la tecnología”. En función del programa de necesidades planteado por el equipo de marketing se diseña una galería histórica, dos materialotecas, una zona de apoyo para el espacio audiovisual, y un área con cuatro cabinas que muestran diferentes alternativas de acabados que pueden ir actualizándose en base a la incorporación de nuevos materiales o para plantear puntualmente propuestas decorativas a determinados clientes.

Los espejos y la luz, elementos clave.

El espacio previo a las cabinas, la antesala del ascensor, tiene un sentido transitorio como todo hall de acceso, que debe poseer una estética acorde con la arquitectura. “Este showroom tenía que tener algo de hall pero a la vez había que neutralizarlo estéticamente, huyendo de todo compromiso con un estilo concreto, para ello utilizamos un recurso como los espejos con intención, por un lado, de dar mayor sensación de espacio, casi de infinitud, y al mismo tiempo poder destacar los valores de marca como únicos protagonistas”. En este caso se trata de espejo retráctil en color antracita lo que recubre las paredes perimetrales y el techo del recinto, de forma que permite intuir que hay más allá de lo que se ve a simple vista sin desvelar claramente lo que se va a conocer a continuación.

Por otro lado la luz se utiliza como elemento constructivo, formando parte del juego de reflejos que contribuye a crear una atmósfera envolvente donde el azul es además potenciador de la imagen corporativa.